sábado, 19 de julio de 2014

Él quiere ser un neoliberal



¡Viva el mal! ¡Viva el capital!
La Bruja Avería

Él quiere ser un neoliberal
como Angela Merkell,
como Mario Draghi,
como Christine Lagarde.

Él quiere ser un neoliberal
masturbarse mirando fotos
de la Thatcher, de la Aguirre,
de la Báñez, de la Cospedal.

Él quiere vestir corbatas de seda natural,
trajes hechos a medida,
zapatos italianos de los que valen
dos mil euros el par.

Él quiere pertenecer al Club Bilderberg
y reunirse una vez al año
en lugares exóticos
con multimillonarios a conspirar.

Él sólo aspira a esnifar
coca colombiana de calidad,
conducir  un audi R8
y no dejar de fardar.

Él quiere ser un neoliberal,
salir en los papeles de Bárcenas,
estar en la trama Gúrtel,
ir cada viernes a la audiencia nacional.

Los impuestos que los paguen los demás
¡qué cojones!
a él lo que le pone mogollón
es acogerse a una amnistía fiscal. 

Su verbo favorito es privatizar,
el aire, el agua, la escuela,
la calle, la playa, la salud,
el amor, la poesía, la libertad.

Él siempre aspira a ganar,
codearse con Botín y Florentino,
hacer un donativo de cien mil euros
al PP en la campaña electoral.

Él quiere vivir en un paraíso fiscal,
tener cuentas secretas en Suiza,
ir en verano al campus FAES,
ser muy amigo de Aznar.

Él quiere invitar al rey a cenar, 
dar un golpe de estado en Venezuela,
y compartir con otros neoliberales
las múltiples ventajas de una SICAV.

Él quiere ser presidente de Gas Natural,
pertenecer al consejo de administración de Repsol
y que el gobierno de Rajoy
profundice en la reforma laboral.

Él sólo cree en el Fondo Monetario Internacional.
en el poder de los mercados,
en Milton Friedman y Alan Greespan,
en Ronald Reegan y la guerra imperial.

A él le encanta la austeridad,
(la de los otros, se entiende)
reducir el déficit público y que se cumpla
a rajatabla el pacto de estabilidad.

Él quiere ser un neoliberal,
que lo sepa todo el mundo,
y gritar a los cuatro vientos:
¡Viva el mal! ¡Viva el capital!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.