domingo, 22 de octubre de 2017

NI cobardes ni caníbales

Queridas y queridos:
Estos días Amargord Ediciones pone en circulación me nuevo libro, que responde al sugerente título de NI COBARDES NI CANÍBALES (una frase que he tomado prestada del siempre añorado Roberto Bolaño). Lleva un magnífico prólogo escrito por mi amigo, el poeta Ferran Aisa Pàmpols, y entre los cuarenta y tantos poemas que contiene, están algunos de los mejores que he escrito en todos estos años.

viernes, 6 de octubre de 2017

Todas las cosas que tú eres



Tú eres mi refugio y mi orilla
mi nube blanda
el agua fresca que me sacia.

Tú eres mi naranjo en flor
mi nieve y mi fuego
el pan que me alimenta.

Tú eres la luz y el espacio
mi noche de luna llena
mi silencio, mi luciérnaga.

Tú eres mi abrazo cálido
mi risa feliz, mágica
el bálsamo que cura mis heridas.

Tú eres el bosque donde me pierdo
el beso purificador
mi estrella, luminosa como un poema.

Tú eres mi puesta de sol, roja, amarilla, morada
mi jardín florido
mi país, mi himno, mi bandera.

Tú eres mi música nocturna
mi libro preferido
mi campo de fresas.

Tú eres mi cosecha de amor
mi gota de lluvia
mi piedra preciosa.

Tú eres mi asidero
mi tabla donde agarrarme si naufrago
mi centro de gravedad permanente.

Tú eres mi eternidad
mi quietud y mi paz
mi universo entero.

Tú eres, Adela, mi único verso perfecto.

(para Adela que, en este seis de octubre del año 2017, cumple 14 años)

martes, 3 de octubre de 2017

¿Paz? ¿Qué Paz?

En los colegios y en los institutos estamos todo el día dando la matraca a los niños y a las niñas con la cultura de la paz, con que hay que resolver los conflictos con el diálogo y con la palabra, con que la violencia no lleva a nada y monsergas por el estilo. Cada año, cuando llega el día 30 de enero, se hacen decenas de actos para conmemorar el Día Internacional de la Paz: se leen poemas, se cantan canciones, se hacen símbolos pacifistas gigantes y se tiran globitos al aire para recordar las palabras de Gandhi:"no hay camino para la paz, la paz es el camino." Pero está claro que eso no son más que tonterías. Está claro que al final, porque la vida así se lo acaba enseñando a los niños y niñas, la paz no es más que una palabra monosílaba, que está muy mal vista y muy maltratada. Al final, todo se resuelve a mamporros, a tortazos, a navajazos, a palos o a tiros. Al final, siempre habrá alguien que vendrá a imponer sus tesis a base de hostias:un maltratador qeu te había dicho que te quería, el gobierno, la policía, el banco que te desahucia, o tu vecino. Siempre ha sido así y, visto lo visto, siempre va a seguir siendo así. Cuanto antes lo aprendan los niños y niñas, mejor para ellos.

sábado, 23 de septiembre de 2017

PUERTAS AL CAMPO


Todos sabemos que al campo no se le pueden poner puertas. Y eso es lo que va a pasar en Cataluña. Al final, Cataluña será un estado independiente. No el 1 de octubre, dadas las circunstancias, pero más pronto que tarde, es algo que ocurrirá, por mucho que Rajoy, el PP, Ciudadanos, el PSOE, el Tribunal Constitucional y la Guardia Civil se empeñen en lo contrario. Pronostico que en menos de 5 años, Cataluña será un estado independiente, membro de la UE (no me explico cómo alguien quiere ser miembro de ese club de mafiosos, pero bueno, allá ellos) y no se acabará el mundo ni se dentendrá el planeta Tierra. La vida seguirá su curso, habrá pobres y ricos, gente feliz e infelices y, si me apuro, estoy seguro de que hasta acabarán haciendo el rídiculo en Eurovisión, como lo hace España año tras año.

jueves, 7 de septiembre de 2017

UNA NIÑA LLORANDO EN EL PARQUE



Una niña de cinco o seis años llora, desconsolada, en el parque. Me acerco a ella y le pregunto por qué está llorando, si acaso se ha perdido, si algún niño le ha pegado o si algún malvado pederasta le ha dado un caramelo con droga. Me mira con cara de sorpresa, como pensando, y este de dónde se ha escapado.
-Lloro por lo de Cataluña, -me dice-, porque el Parlament catalán ha aprobado las leyes de desconexión.
-Ah, contesto, -sin saber muy bien qué decirle para consolarla.  No te preocupes, pequeña, -le digo tratando de animarla-, que ya Rajoy tiene controlado el tema.
Y entonces la niña empieza a berrear como si se acabara de enterar de que se ha muerto su madre.