domingo, 7 de enero de 2018

YO QUISIERA SER UN VERSO



Yo quisiera ser un verso
escrito por Antonio Martínez i Ferrer
un verso lleno de fuerza
por ejemplo ese que dice
seguir, en la batalla, seguir, seguir.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Silvia Delgado
un verso internacionalista y fraternal
por ejemplo ese que dice
Vinieron y se hizo babel en las trincheras.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Enrique Falcón
un verso que hable de mujeres luchadoras
por ejemplo ese que dice
las reinas en los parques y en los sumideros.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Berta Piñán
un verso que escupa sinceridad
por ejemplo ese que dice
—y allí mismo se abrieron las heridas—.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Eladio Orta
un verso pegado a la tierra
por ejemplo ese que dice
más cerca del silbido del mirlo en el retamar.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Carmen Maroto
un verso sensual y atrevido
por ejemplo ese que dice
pero que puta se vuelve mi alma.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Daniel Macías
un verso que sude misticismo
por ejemplo ese que dice
yo soy el fanático del viento y la llovizna.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Eva Vaz
un verso que muerda la carne
por ejemplo ese que dice
siempre me acuesto con todas las derrotas.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Ferrá Aisa
un verso de espíritu libertario y combativo
por ejemplo ese que dice
luchando con rabia por la noble causa de la libertad.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Isabel Bono
un verso empapado de tristeza
por ejemplo ese que dice
y golpear los muros del infierno.

Yo quisiera ser un verso
escrito por David Trashumante
un verso contra la pena de muerte
por ejemplo ese que dice
Morí apaleado por la policía en cualquier parte del mundo.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Isabel Escudero
un verso etéreo y frágil
por ejemplo ese que dice
para tocar el misterio.


Yo quisiera ser todos estos versos.
Yo quisiera ser todos estos poetas.

sábado, 6 de enero de 2018

HERIDOS DE MUERTE

Caímos rendidos
después de amarnos.


Los cuerpos
empapados.


Los corazones
desbocados.


La vida
que se iba
a borbotones
por cada poro
de la piel.


Nick Cave sonaba de fondo.

Y allí
en el desorden húmedo
de las sábanas 


ella y yo 

como dos animales salvajes

heridos
de muerte. 


("Ni cobardes ni caníbales", Amargord Ediciones, 2017)