sábado, 3 de agosto de 2013

Javier Corcobado y Esclarecidos: Una relación fructífera



Tomando como excusa el concierto que Javier Corcobado ofrecerá el próximo miércoles día 7 de agosto a las diez de la noche en el Auditorio de Salobreña, y tras el artículo que publiqué hace unos días sobre su obra literaria, hoy voy a escribir sobre la relación del músico y poeta madrileño con el grupo Esclarecidos.
Desde las primeras incursiones de Corcobado en el mundo de la música con su grupo Mar otra vez, existió una relación, que iba más allá de lo estrictamente musical, con los miembros del grupo de la cantante Cristina Lliso. Y es que Grabaciones Accidentales, el sello en el que Corcobado publicó sus primeros discos (toda la discografía de Mar otra Vez, el único disco de Demonios tus ojos, el primer disco en solitario de Corcobado, Agrio beso, así como Arco iris de lágrimas, fueron publicados por el sello independiente Grabaciones Accidentales, que pertenecía a los Esclarecidos). Pero más allá de este detalle, lo realmente destacable es que Javier Corcobado escribió algunas de las canciones más emblemáticas de la banda madrileña.
La primera colaboración entre Corcobado y los Esclarecidos fue Tucán, tema incluido en el cuarto disco de la banda, el magnífico De espaldas a ti. Tucánfue el segundo single (cuando aún se extraían singles de los lps) de este disco y recuerdo que se oyó con cierta regularidad en Radio3 y otras emisoras de la época que programaban música española.
Todos los seguidores tanto de Corcobado como de los Esclarecidos, creíamos que Tucán sería una colaboración más o menos puntual entre ambos. No obstante, nos llevamos una gran sorpresa cuando la banda de Alfonso Pérez y Crisitna Lliso publicaron su siguiente álbum. Estamos en el año 1992, años de celebraciones horteras, y la banda madrileña más arty publica uno de sus mejores discos: Rojo. En este caso, los Esclarecidos pusieron música a un poema de Javier titulado Noche de hiedra. Se trata de una balada muy corcobadiana, por cierto. 
Tras el álbum Rojo, habría que esperar un par de años para tener entre las manos un nuevo disco de Esclarecidos. Concretamente el disco se publica en el año 95 y se titula Dragón negro. Para muchos, incluidos los miembros del grupo, el mejor disco de la banda. No me atrevería a decir que este sea el mejor disco de Esclarecidos, pero sí me atrevo a decir con rotundidad que contiene la canción más bonita de toda su discografía (con el permiso de Arponera, otra canción extraordinaria). Me estoy refiriendo, por supuesto, a La mala rosa. Se trata de un poema de Javier Corcobado del que Cristina quedó enamorada desde su primera lectura. Durante mucho tiempo, esta fue mi canción favorita. Y todavía hoy, veinte años después, anda entre las que más me gustan. Simplemente me parece una genialidad de esas que, de tanto en tanto, un escritor es capaz de poner sobre un papel. Hermosa y violenta y llena de dolor y mil cosas más que no soy capaz de explicar con palabras. La voz de terciopelo de Cristina Lliso va susurrando los versos hirientes de Corcobado y dibujando la imagen perfecta de la femme fatal, a ritmo de jazz, mientras advierte al oyente de lo que le espera si no se aleja rápidamente de ella: Y río ante mi humo / le sonrío a mi copa / no me justifico, yo soy mala cosa / escapa de mí.
Tras Dragón negro, los Esclarecidos publicaron un disco más: La fuerza de los débiles (1996), pero en esta ocasión no hubo letra de Corcobado, con lo que se rompió lo que ya venía siendo una tradición. Lo que si hubo fue una colaboración puntual en el último trabajo del grupo, el doble cd 5658, donde algunos músicos y productores como Fangoria, Big Toxic, Suso Saiz, Pez, entre otros, remezclaban las canciones originales de La fuerza de los débiles. En este disco de remixes Corcobado le metía mano a “Estoy esperando a mi amor”. Y por ahora, eso ha sido todo. Esperemos que algún día, la maravillosa voz de Cristina Lliso vuelva a interpretar las personalísimas palabras de Javier Corcobado. Estaría pero que muy bien. 

2 comentarios:

  1. Es que "Dragón Negro" no tiene desperdicio.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.