lunes, 20 de octubre de 2014

La ardilla que jamás pisaba el suelo



Cuenta la leyenda
—y al parecer
es completamente falso—
que en tiempos,
una ardilla
podía cruzar España,
desde Gibraltar
a los Pirineos,
posándose
de árbol en árbol,
sin pisar jamás el suelo.
Cuenta la Historia,
—y al parecer
es completamente cierto—
que en 1940,
una ardilla
podía cruzar España,
desde Gibraltar
a los Pirineos,
desde Motril
a Bilbao,
desde Murcia
a Pontevedra,
desde Huelva
a Barcelona,
posándose
de cadáver en cadáver,
de fusilado en fusilado,
de preso en preso,
de represaliado en represaliado,
sin pisar jamás el suelo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.