miércoles, 22 de octubre de 2014

Jo Nesbo: El leopardo (I).



La flamante nueva novela del escritor noruego Jo Nesbo se titula El leopardo (Penguin Random House, 2004) y yo me la estoy leyendo estos días. De hecho, acabo de superar la mitad del libro. O sea, que en el momento de escribir esto, no tengo ni la más remota idea de cómo terminará. Ni falta que me hace. Porque ya sé que es una obra magistral. En la publicidad que acompaña a la novela, aparece escrita en letras mayúsculas grandes la palabra ADICTIVO. Creo que se han quedado cortos. Es mucho más que eso. Es adictiva, por supuesto, porque crea adicción. Pero sobre todo es extraordinaria, en el sentido más literal del término, es decir, es una obra que rompe los moldes de lo normal en el género negro. Uno de esos libros que empiezas a leer y te atrapa desde la primera palabra de la primera frase. Un libro lleno de sorpresas, absolutamente verosímil (algo en mi opinión imprescindible en una buena novela policiaca). Hermosa y lírica. A ratos violenta. A ratos divertida. Un libro cuyo tema central es la traición, la deslealtad, las falsas amsitades. Uno de esos libros que, una vez empezado, no puedes dejar de leer. Y te sorprendes a ti mismo buscando unos minutos para continuar con la lectura, en cualquier lugar, en cualquier momento. No hay mejor termómetro para calibrar un buen libro. El deseo incontenible de seguir leyendo unos segundos más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.