domingo, 12 de octubre de 2014

Fandangos libertarios



A Antonio Orihuela, por onubense y ácrata

Que vivan todos los hombres
Que viven sin dios ni amo,
Que aman al ser humano
Y tienden la mano amiga
Para ayudar a su hermano.

Maldito capitalismo
Que nos lleva a la ruina
Que destroza tantas vidas
Con sus guerras, con su infamia,
Con su muerte y su miseria.

Al ministro de economía
yo le escribo este fandango
para decirle bien claro
que con sus leyes de mierda
al pueblo está asfixiando.

A mí no me gusta el rey
Ni me gustan las princesas
Yo no inclino la cabeza
Ante nada ni ante nadie,
Yo soy una buena pieza. 

Pido una oportunidad
para la paz mundial,
que las bombas y las balas
se cambien por herramientas
de progreso y bienestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.