miércoles, 19 de enero de 2011

El corazón de las tinieblas

ya no existe

lo he arrancado

de cuajo

y lo he lanzado al río

para que se lo coman los peces

1 comentario:

  1. Inténtalo con lobos. Los peces comen poquísimo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.