domingo, 28 de agosto de 2016

MANTIS RELIGIOSA

Siendo un muchacho
de catorce años
recién cumplidos,
leyó en un libro
de ciencias naturales
que la hembra
del insecto conocido como mantis religiosa 
suele devorar al macho
de su especie
después de la cópula.
A día de hoy,
cuando ya está a punto de cumplir
los cuarenta,
cada vez que hace el amor,
al terminar,
siente un sudor frío bañándole la espalda,
un leve temblor,
apenas perceptible,
se adueña de su mandíbula,
una desagradable angustia
se va apoderando de su estómago,
mientras que los latidos de su corazón
se desbocan y la adrenalina
llega hasta el último rincón
de su cuerpo.

(Versos de alambre de espino, Editorial Alhulia, 2009)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.