jueves, 8 de enero de 2015

Morir de asco



Yo no sé cuándo moriré.
Yo no sé dónde moriré.
Pero sí sé de qué moriré.
Moriré de asco.
Y si tú eres como yo,
o sea,
una persona que se cabrea
cuando la injustica
muerde la carne,
una persona que sale a la calle
a plantar cara con rabia
a la mierda que nos abruma,
una persona que se compromete
y no se resigna fácilmente
ni permanece indiferente
con los brazos cruzados
y la cabeza puesta
en el próximo partido
del Real Madrid o del Barcelona,
entonces, probablemente,
tú también morirás de asco,
aunque aún no sepas 
ni cuándo ni dónde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.