sábado, 3 de enero de 2015

Como el aceite y el agua



A Mariano Rajoy no le gusta la poesía.
A Florentino Pérez no le gusta la poesía.
A Felipe de Borbón no le gusta la poesía.
A Amancio Ortega no le gusta la poesía.
A Ana Patricia Botín no le gusta la poesía.
A Juan Roig no le gusta la poesía.
A Juan Rosell no le gusta la poesía.
A Antonio Brufau no le gusta la poesía.
A José Ignacio Goirigolzarri no le gusta la poesía.
A Alicia y a Marta Koplowitz no les gusta la poesía.
Ni a Arturo Fernández.
Ni a Rafael del Pino.
Ni a Juan Miguel Villar Mir.
Ni a Manuel Jove.
Ni a Francisco Riberas.
A ninguno de ellos les gusta la poesía.
A todos ellos les encanta el dinero.
Conclusión:
el dinero y la poesía
son como el aceite y el agua.

                  





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.