miércoles, 15 de mayo de 2013

Presentación de “El llanto, la sangre, el fuego” de Rafael Calero en Granada (Texto de María Villa Díaz)

601916_649680388381078_929445981_n
Cuando Memoria se escribe con mayúscula intuimos, de alguna forma, que dentro del libro cuya portada le da esa importancia debe haber un verdadero ejercicio contra el olvido colectivo y la injusticia que éste produjo a los familiares de las víctimas del “bando perdedor”. Porque, la historia, con minúsculas, la escriben los vencedores, se ha tenido que hacer un ejercicio de reconstrucción histórica donde, esa Memoria ha sido fundamental para poner las cosas en su sitio.
En ese ejercicio es cierto que se ha explotado sobremanera la necesidad de saber y el concepto de justicia que subyacía bajo el mismo y  en el que, el olvido, era lo peor que podía ocurrirles a los que aún lloran a los suyos, a los no encontrados.
Dentro de esa explotación parecía que no quedaba mucho por decir pero Rafael Calero ha sido capaz de dar una vuelta de tuerca más a esa Memoria con una serie de relatos y poemas que nos llevan a pasear junto a personajes que vivieron la etapa donde el poeta sitúa la acción y otros que influyeron directa o indirectamente sobre ellos.
Desde el mismo título, cogido de unos versos de León Felipe la “¡Que corran el llanto, / la sangre / y el fuego… / como el agua!” y con referencias a multitud de personas en las que apoya su ejercicio de recuperación memorística, consigue transportarnos, con todo el desgarro y el horror que supone ese viaje, al corazón de un Aguilar de la Frontera fuertemente golpeado por la injusticia y la barbarie.
Consigue, con poco esfuerzo, llevarnos a otra época y otras circunstancias para entender, también desde el punto de vista de los que perdieron lo más importante para ellos, toda la sinrazón de unos hechos históricos a los que ninguna nación debería enfrentarse jamás.
Para adentrarnos en todo esto, el pasado jueves 9 de mayo, en el Jardín de la Casa de los Tiros, acompañado de Juan Francisco Arenas de Soria (Asesor de la Direcc. Gral. De Memoria Democrática de la Junta de Andalucía), quien presentó el libro y al propio escritor, Rafael Calero nos dio la oportunidad de escuchar algunos poemas y párrafos del libro junto a alguna explicación adicional sobre el mismo.
Un momento íntimo con quienes se habían desplazado hasta allí a pesar de la coincidencia con la manifestación en la que se protestaba contra el nuevo intento de reforma de la educación, en el que acercarse, un poco más, a esa Memoria que un día tuvo el riesgo de perderse para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.