martes, 24 de noviembre de 2015

La dinamita cerebral de Ferran Aisa-Pámpols



Muy pocos escritores de la legión que puebla el estado español pueden presumir de tener una obra tan prolija y variada como la del poeta, historiador, biógrafo, ensayista, y mil cosas más, —escrita tanto en su lengua materna, el catalán, como en castellano—Ferran Aisa-Pámpols. Y es que este catalán, nacido en Barcelona en 1948, ha tocado todos los palos habidos y por haber. No obstante, de esta variadísima bibliografía habría que destacar sus trabajos sobre la obra del poeta catalán Joan Salvat-Papasseit (una de sus grandes pasiones). También ha publicado numerosos trabajos sobre la historia del movimiento obrero en Cataluña, centrándose básicamente en el movimiento anarcosindicalista, del cual, Aisa-Pámpols, es, con toda probabilidad, el erudito número uno. En el terreno del ensayo histórico, hay que destacar su gran obra CNT, la força obrera de Catalunya, publicada en 2013, entre otros muchos títulos. Por otra parte, en su faceta como poeta, formada por más de nueve poemarios, sobresalen títulos como Todo el fuego sobre el mar, Ceniza y asfalto y sobre todo Balada dels temps difícils / Balada de los tiempos difíciles, una jugosa antología poética bilingüe, publicada por Ediciones Amargord en 2014, en catalán y en castellano, que reúne lo mejor de su obra poética y que es altamente recomendable.
Hace unas semanas, Aisa-Pámpols publicó la que es su última obra hasta el momento, bajo el sugerente título de Dinamita cerebral: cultura, literatura, arte y poesía anarquista (Calumnia Editions, 2015). El escritor barcelonés vuelve con este libro al ensayo y pone la vista en uno de sus temas preferidos: la historia del anarcosindicalismo en Cataluña. Parten las páginas de este libro de la conferencia que su autor impartió el pasado mes de julio en Moguer (Huelva) dentro de los encuentros poéticos Voces del extremo, que dirige otro insigne poeta ácrata: Antonio Orihuela, y que tienen lugar cada verano en la Fundación Zenobria Juan Ramón Jiménez de la localidad onubense, y en la cual se dan cita los más destacados creadores poéticos de la poseía crítica y disidente del estado español e incluso de otros países. Tuve la suerte de estar presente en aquella ponencia y os puedo asegurar que  a nadie dejó indiferente.
En las 136 páginas del libro, su autor lleva a cabo un análisis histórico de lo que supuso el ámbito cultural para aquellos anarquistas, hombres y mujeres, de finales del siglo XIX y primer tercio del siglo XX. El título del libro está tomado prestado de Josep Llunas i Pujals, un libertario del siglo XIX quien anteponía la acción directa, con sus bombas y sus pistolas, a la dinamita cerebral, con la que intentaba “emancipar al ser humano a través de la cultura y de la educación”. De esta manera, Aisa-Pámpols lleva a cabo un análisis relacionado con determinados aspectos culturales, desde el punto de vista de la producción anarquista, aspectos tales como la Escuela Moderna, de Ferrer y Guardia; la poesía de Salvat-Papasseit; las novelas proletarias, con autores como Ramón J. Sender y sus Siete domingos rojos; Pio Baroja, con su trilogía Aurora roja, o el primer Azorín, autor de una ingente obra de sesgo libertario, por poner sólo tres ejemplos de los autores más conocidos. También se habla en estas páginas del teatro proletario, puesto en marcha por dramaturgos ácratas como Felip Cortiella y su agrupación teatral “Vetllades Avenir”, una de las más importantes de cuantas funcionaron en la época.    
El libro está repleto de jugosas anécdotas, con protagonistas como García Lorca, Dalí, José López Montenegro, Cels Gomis o Emili Guanyavents y leyendo estas páginas, me he enterado, por poner sólo un ejemplo sorprendente, de que el origen de la Caixa, fue una caja de resistencia puesta en funcionamiento por obreros anarquistas en el siglo XIX.
Si, como yo, eres de los que creen que para entender el presente y predecir el futuro, debemos conocer el pasado, búscate un ejemplar de Dinamita cerebral, cultura, literatura, arte y poesía anarquista, y léelo con fruición. Merece la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.