viernes, 4 de marzo de 2011

Felicidad

En todo caso, a cualquier observador imparcial le resulta evidente que el individuo humano no puede ser feliz, que no ha sido concebido en absoluto para la felicidad, y que su único destino posible es propagar la desgracia a su alrededor, haciendo que la vida de los demás sea tan intolerable como la suya propia (...)

Michel Houellebecq

1 comentario:

  1. Me parece,Rafa, que no estás en tu mejor momento.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.