miércoles, 7 de octubre de 2015

La infanta Cristina, la Marca España y el clan de la Paca



Cristina de Borbón, infanta de España, tataranieta, bisnieta, hija y hermana de reyes, sexta en la línea de sucesión al trono de España, se sentará en el banquillo de los acusados el próximo día 11 de enero. El juicio se celebrará en el mismo lugar —en un edificio de servicios en el polígono de son Rossinyol, frente a la cárcel de Palma, propiedad del gobierno balear— en el que se celebró el juicio contra los miembros del clan de la Paca. Ni el genial Azcona hubiese imaginado un argumento más castizo.
Junto a Cristina de Borbón se sentarán en el banquillo de los acusados otros 18 imputados, entre los que destacan su esposo, el ínclito Iñaki Urdagarín, AKA el Duque Empalmado, y el que fuera ministro de medio ambiente en el segundo gobierno de José María Aznar, así como Presidente de las Islas Baleares en dos ocasiones y hombre fuerte, fortísimo, del Partido Popular en las Baleares, el simpar Jaume Matas, que actualmente cumple condena por corrupción.
Durante los días que dure el juicio, por el polígono de son Rossinyol van a pasar 363 testigos, entre los que se encuentran dos ex jefes de la Casa del Rey, Fernando Almansa y Alberto Aza; el ex secretario de las Infantas, Carlos García Revenga, y el ex asesor jurídico de Juan Carlos I, José Manuel Romero, conde de Fontao. También tendrán que testificar políticos como Rodrigo Rato (a este paso, entre pitos y flautas, Rato se va a hacer más famoso en los juzgados de este país que el Vaquilla), ex presidente de Bankia y ex vicepresidente del Gobierno; Alberto Ruiz Gallardón, ex ministro de Justicia y ex alcalde de Madrid; Ana Botella, ex alcaldesa de Madrid; Francisco Camps, ex presidente de la Generalitat Valenciana; Rita Barberá, ex alcaldesa de Valencia y Esteban González Pons, eurodiputado del Partido Popular y Marina Geli, ex consejera socialista de Salud de la Generalitat de Cataluña. Como se puede observar, todos ellos han sido en algún momento de sus biografías, pesos pesados de la tan cacareada Marca España.
Al final ni el padre de la infanta, Juan Carlos de Borbón, ni su hermano, el rey Felipe VI, tendrán que acudir como testigos. Tampoco lo hará la amiga de su padre, la aristócrata y cazadora de elefantes Corinna Zu.
Por último señalar que los magistrados a los que les ha tocado comerse el marrón de este juicio son Juan Pedro Yllanes —presidente de la sala—, Eleonor Moyá y Samantha Romero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.