lunes, 12 de octubre de 2015

Janis



El diecinueve de enero nace Janis Lyn Joplin, hija de un obrero y un ama de casa. Era el año 1943, un año malísimo para venir al mundo. Nace en Port Arthur, Texas, EEUU, no muy lejos de México pero tampoco demasiado cerca. Su madre quería que su hija fuese maestra, pero a su hija ese plan no le gustaba ni un pelo. A la joven Janis lo que de verdad le gustaban eran las canciones de Bessie Smith, las de Ma Rainey, las de Billie Holiday, las de Leadbelly. Canciones hirientes, de esas que chorrean güisqui y sangre y lágrimas y mucho, mucho dolor. Eso no era muy común para una chica blanca que iba cada domingo a misa. Pero es que Janis no era una chica normal. Ella era especial. Un día, Janis decidió que sería cantante, de blues, para ser más precisos. Y se convirtió en cantante. Grabó varios discos. Tocó por todo el país. A Janis le flipaban las drogas y una vez en el Chelsea Hotel de Nueva York, conoció a un tipo llamado Leonard Cohen, judío y canadiense, poeta y cantante, y le hizo una mamada en la cama, que estaba sin hacer, y ella le dijo, bueno, somos feos pero nos queda la música. O al menos eso cuenta él en una canción que escribió algún tiempo después. Vete a saber tú si será verdad o no. Janis tuvo una niñez y una adolescencia desdichadas, algo bastante frecuente entre los artistas de su país, que lo pasan muy mal de chicos y luego, de mayores, tienen muchos traumas y problemas de todo tipo. Janis murió el día 4 de octubre. Era el año 1970. Un día como otro cualquiera para dejar este asqueroso mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.