miércoles, 1 de febrero de 2017

Maldita pobreza

En la edición de hoy de El País, se publica un artículo que confirma lo que muchos pensábamos. La pobreza es, y cito textualmente, “un agente que afecta a la salud de forma tan sólida y consistente como el tabaco, el alcohol, el sedentarismo, la hipertensión, la obesidad y la diabetes.” Según un estudio realizado por la revista médica The Lancet, en el que se ha tomado una muestra de un millón setecientas mil personas, ha quedado ampliamente demostrado que la pobreza es mucho peor que cualquiera de los otros items, exceptuando el tabaco, que es el peor de todos. Según Martin Tobias, especialista del Ministerio de Sanidad de Nueva Zelanda, el estudio basa "su argumento no en ideología política sino en ciencia rigurosa". Sostiene Tobias que tener bajo nivel socioeconómico "significa ser incapaz de determinar el propio destino, privado de recursos materiales y con oportunidades limitadas, que determinan tanto el estilo de vida como las posibilidades vitales".
No obstante, estoy seguro de que el Ministerio de Sanidad no va a hacer nada para prevenir la pobreza y, por tanto, aumentar la esperanza de vida de la gente. ¿Apostamos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.