martes, 1 de septiembre de 2015

Soberanía personal




Pretendo ser un testimonio del aquí y el ahora
no curo las enfermedades
resulta más que evidente mi inutilidad
(cuando estoy de mala hostia) soy bastante hijo de puta
no alabo la magnanimidad de ninguna deidad
muerdo
conspiro y no voy armado
nunca he robado en una librería
odio a los ricos, sobre todo a los banqueros,
a pesar de todo, siento la alegría de estar vivo
milito con orgullo en la serie b
siempre me preparo para lo peor
a veces contengo el universo entero dentro de mí
otras veces, las más, estoy completamente vacío
defiendo con uñas y dientes mi soberanía personal
soy fugaz, efímero, provisional, un instante apenas
aúllo en las noches de luna llena
soy partidario de los besos
me repugnan ciertas conductas humanas
cometo siempre el mismo error
intento aparentar indiferencia
hace tiempo que decidí plantar cara.  

(Poemas de destrucción masiva, Editorial Alhulia, 2015) 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.